Fundamentos del género gramatical: ¿por qué una silla tiene género?

Steven Mike Voser
Steven Mike Voser
¿
¿Recuerdas estar en clase de español y preguntarte cómo es posible que la mermelada sea femenina? En este artículo, analizamos con más detalle el género gramatical e intentamos explicarlo para los hablantes de inglés.
Reading Time: 6 minutes

¿Eres nativo de habla inglesa? Si es así, seguro que guardas en la memoria tus clases de idiomas del instituto. ¿Recuerdas cuando estabas en clase de francés, español, italiano o alemán, y te sentías desconcertado ante la idea de que los objetos inanimados, como sillas, mesas, vasos y platos, pudieran ser masculinos o femeninos? Si es así, no eras el único. El género gramatical, aunque muy común en numerosas lenguas, es algo que los hablantes nativos de inglés tienen dificultad para comprender. En este artículo, veremos en más detalle el género gramatical, qué es y cómo afecta al idioma, así como algunas de las muchas lenguas que utilizan algún tipo de sistema de género.

 

¿QUÉ ES EL GÉNERO GRAMATICAL?

El género gramatical (también denominado género lingüístico), hace referencia a los sistemas gramaticales que utilizan el género para describir ciertos sustantivos. En esencia, el género gramatical es la razón por la que una patata es un objeto femenino en español y una silla masculino en alemán (der Stuhl). Aunque puede ser un concepto difícil de entender para los hablantes nativos y monolingües de inglés, es mucho más común de lo que podrías pensar. Aproximadamente la mitad de todas las lenguas habladas en la actualidad tienen algún tipo de sistema de género lingüístico formal. Más adelante, veremos algunos de estos idiomas. Por ahora, analicemos con más detalle la gramática lingüística, cómo funciona y cómo afecta a la forma en que se habla una lengua.

 

Análisis personalizado gratuito

Solicita tu análisis personalizado gratuito de Yuqo para saber cómo marcha tu negocio online. Cada análisis se realiza de forma personalizada y sin compromiso.
Análisis gratuito

 

CÓMO AFECTA EL GÉNERO GRAMATICAL A UN IDIOMA

El género gramatical significa que a los sustantivos de un idioma en particular se les asigna un género específico (como en el ejemplo de la patata y la silla que hemos visto antes). Algunos idiomas solo utilizan 2 géneros gramaticales: masculino y femenino (como el francés, italiano, español, etc.). Otros, sin embargo, pueden tener 3 géneros: masculino, femenino y neutro. Entre estos se incluyen el alemán, el polaco y el ruso, por ejemplo. Algunas lenguas africanas, como el fula (que se habla desde Níger al Congo actual), tienen hasta 20 géneros distintos. En idiomas con sistemas de género formales, el género exacto de un objeto en concreto afecta de forma directa a la estructura y el orden de las palabras que lo acompañan. En español, por ejemplo, el género de un objeto afecta a los adjetivos, los pronombres y los participios relacionados con ese sustantivo dentro de una oración.

  • La tavola nuova è perfetta in cucina.

Aquí tienes un ejemplo:

  • La mesa nueva queda muy bonita en la cocina.

Mesa es un sustantivo femenino. Por lo tanto, el artículo que lo precede (la) y los adjetivos que lo describen (nueva y bonita) serán también femeninos. Si cambiamos el sustantivo por sofá (masculino), por ejemplo, la frase quedaría así:

 

  • El sofá nuevo queda muy bonito en la cocina.

Al sustituir el nombre femenino por uno masculino, el artículo y los adjetivos también se convierten en masculinos. Aquí tienes otro ejemplo para que compares las siguientes frases:

  • Mi primo siempre usa pantalones muy apretados.
  • Mi primo siempre usa camisetas muy apretadas.

Una vez más, vemos cómo el género del sustantivo, primero masculino (pantalones) y después femenino (camisetas), hace cambiar al adjetivo que lo describe (apretados/as). Esto es algo que causa problemas a la mayoría de hablantes nativos de inglés cuando empiezan a aprender un idioma con un sistema de género. No solo deben adaptarse a la idea de que un objeto inanimado pueda ser masculino o femenino, también tienen que tener en cuenta cómo afecta al resto de la frase que intentan construir. Esto, combinado con el hecho de que el género también puede cambiar el significado de un sustantivo (papa en español, puede significar el papa de Roma, cuando está en masculino, o patata en algunas regiones, cuando está en femenino), puede confundir mucho a un nativo de habla inglesa.

 

 Esto, combinado con el hecho de que el género también puede cambiar el significado de un sustantivo (papa en español, puede significar el papa de Roma, cuando está en masculino, o patata en algunas regiones, cuando está en femenino), puede confundir mucho a un nativo de habla inglesa.

 

¿QUÉ OCURRE CUANDO HAY MÁS DE DOS GÉNEROS?

Como ya hemos mencionado, algunos idiomas tienen más géneros que femenino y masculino. El alemán, por ejemplo, tiene sustantivos masculinos y femeninos que van precedidos de un artículo femenino (die) o masculino (der). Pero también tiene un tercer género, el neutro. Y, aunque no es extraño que un idioma tenga más de dos géneros gramaticales, lo interesante del alemán es que los sustantivos en plural, independientemente de su género, son casi siempre femeninos. Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Silla es un nombre masculino en alemán (der Stuhl), coche es neutro (das Auto), y cafetera es femenino (die Kaffeemaschine).

En plural, sin embargo, todos estos sustantivos se convierten en femeninos y van precedidos del artículo femenino (die): “Der Stuhl” se transforma en “die Stühle”, “das Auto” se convierte en “die Autos”, y “die Kaffeemaschine” pasa a ser “die Kaffeemaschinen”.

 

¿QUÉ IDIOMAS TIENEN GÉNERO GRAMATICAL?

Como hemos mencionado antes, el género lingüístico está presente en muchos idiomas. Aquí tienes algunas lenguas que utilizan género gramatical.

 

LENGUAS INDOEUROPEAS

El género gramatical es muy común en muchas lenguas indoeuropeas, como el latín, español, francés, portugués, alemán y ruso. El inglés es, obviamente, una excepción, pero no siempre fue así. El inglés antiguo tenía un sistema de género formal muy parecido al alemán, que agrupaba los sustantivos en 3 géneros. Por ejemplo, brycg (puente) era femenino, wifmann (mujer), masculino, y scip (barco) y ealu (cerveza), eran neutros. Pero esto cambió con el tiempo. Para el siglo XII, el inglés antiguo había desaparecido y fue sustituido por el inglés medio, el inglés moderno temprano y, por último, el inglés moderno que se habla en la actualidad.

 

LENGUAS INDOARIAS

Algunos idiomas indoarios como el panyabí, el hindi y el romaní, utilizan una gramática con género estándar parecida a la de lenguas indoeuropeas como el español y el italiano. El bengalí, por otro lado, no tiene género gramatical.

 

El bengalí, por otro lado, no tiene género gramatical.

 

LENGUAS ESLAVAS

La mayoría de las lenguas eslavas, como el polaco, ruso, bosnio, croata, serbio y eslovaco, por ejemplo, también utilizan un sistema de tres géneros parecido al alemán (con sustantivos masculinos, femeninos y neutros).

 

LENGUAS SEMÍTICAS

El árabe, el amárico, el arameo y el hebreo (todas lenguas semíticas) utilizan sistemas de género lingüístico con sustantivos masculinos y femeninos.

 

LENGUAS GERMÁNICAS

Las lenguas germánicas como el holandés, el danés, el sueco y el noruego, usan sistemas de género neutro. En neerlandés estándar, por ejemplo, el masculino y el femenino se han fusionado en lo que ahora se denomina género común. Sin embargo, algunos hablantes siguen utilizando pronombres específicos de género. El danés, por otro lado, tiene cuatro pronombres de género, pero solo dos géneros para sustantivos. Con el sueco ocurre lo mismo, hace distinciones claras entre masculino y femenino para personas y animales. Algunos dialectos también conservan el uso del género para los sustantivos.

 

EUSKERA

El euskera, el idioma del País Vasco, es una lengua extraña que apenas tiene relación con las numerosas lenguas de Europa. Y, aunque utiliza un sistema de género lingüístico, es muy distinto al de otros idiomas europeos. El euskera (y otras lenguas como el elamita, el georgiano y muchos idiomas nativos americanos) reserva el género para nombres relacionados con el movimiento. En estos idiomas, el género de un sustantivo depende de si se trata de un objeto animado o inanimado.

 

CÓMO ENTENDER EL GÉNERO GRAMATICAL

En este artículo, hemos intentado explicar el género lingüístico, algo que hace que los angloparlantes se suban por las paredes cada vez que tratan de aprender un idioma nuevo. Esperamos que ahora tengas una idea más clara de cómo funciona el género gramatical, de dónde viene y cómo puede afectar a una lengua. Lamentablemente, no tengo ningún consejo para ayudarte a entender el género gramatical a la hora de aprender otro idioma. En algunas lenguas, puedes fijarte en los pronombres o sufijos que acompañan al sustantivo para adivinar su género. En español, por ejemplo, la mayoría de las palabras que terminan en a son femeninas, y las que acaban en o, suelen ser masculinas. Pero ten cuidado, porque hay muchas excepciones (como planeta, que es masculino, a pesar de terminar en a). Aparte de esto, lo único que podemos aconsejarte es practicar, practicar y practicar. Así que, ¡feliz práctica!