8 sencillos consejos para ayudarte a mejorar tu conversión

Steven Mike Voser
Steven Mike Voser
E
El ratio de conversión es una de las métricas de negocio más importantes en el mundo online. En este artículo analizamos 8 sencillas maneras de ayudarte a mejorar el tuyo.
Reading Time: 9 minutes

Seamos sinceros:

No hay ningún negocio online que no intente mejorar su conversión. De hecho, para la mayoría de empresas, las cifras de conversión son unas de las métricas más importantes para medir el éxito del proyecto.

Entonces, ¿cómo puedo conseguir aumentar mi ratio de conversión?

En este artículo, repasamos 8 sencillos consejos para aumentar la conversión de tu negocio online. Así que ponte a leer y asegúrate de seguir estos simples pasos en tu estrategia de marketing cuanto antes.

 

8 SENCILLOS CONSEJOS PARA AUMENTAR TU RATIO DE CONVERSIÓN

 

1. PROPORCIONA VALOR

Hay una simple razón por la que empezamos por este punto:

Porque es uno de los más importantes.

Antes de hacer cualquier otra cosa, asegúrate de proporcionar valor a tus clientes. El valor debe repartirse por todo el embudo de ventas.

Desde el primer contacto que hagas a través de las redes sociales, el correo electrónico o un artículo en un blog, hasta el momento en que tus clientes están a punto de proporcionar los datos de pago, es necesario que haya un valor constante para ellos.

Independientemente de cómo comercialices tu negocio, recuerda hacerte constantemente esta única pregunta: ¿Qué valor ofrezco a mis clientes? Por muy simple que pueda parecer esta pregunta, te sorprendería saber cuántos vendedores se quedan desconcertados con ella.

Para ayudarte a entender mejor el valor de tu marca y sus productos/servicios, párate un momento y hazte estas preguntas:

  • ¿A qué problemas se enfrentan mis clientes objetivo?
  • ¿Cómo ayudan mis productos/servicios a mis clientes a resolver estos problemas?
  • ¿Mis productos/servicios proporcionan algo positivo o eliminan algo negativo en la vida de mis clientes?

Una vez hayas comprendido cómo proporcionas valor a tus clientes, asegúrate de que ellos también lo entiendan. Cualquier parte de tu negocio que presente tus productos y servicios debe dejar muy claro qué ventajas proporcionan.

Olvídate de las listas de características o de usar jerga enrevesada para vender tus productos. En lugar de eso, ve directo al grano con frases como:

“¿Tienes dificultades para crear grabaciones musicales en casa? Suscríbete a mi lista de correo y recibe instrucciones paso a paso para producir buena música en casa”.

“¿Quieres aprender a ponerte en forma rápidamente? Haz clic aquí para descubrir una rutina de ejercicios diaria de 15 minutos que te ayudará a perder grasa y tonificarte en solo 3 semanas”.

Algunas maneras sencillas de proporcionar valor a tus clientes pueden ser:

  • Convertirte en una autoridad: al ser un experto en tu campo, proporcionas a tus clientes una enorme sensación de seguridad de que pueden confiar en lo que dices.
  • Comprender a tus clientes: asegúrate de que tus clientes sepan que entiendes su situación. Solo entonces confiarán en que sabes cómo proporcionarles valor.
  • Buscar feedback: pide a tus clientes que revisen tu página web, experiencia de compra, contenido, etc. Utiliza esa retroalimentación para adaptar tus productos, servicios y experiencia a ellos.

 

2. SÉ SINCERO

La honestidad es la clave para crear confianza (de la que hablaremos más adelante). Tu relación con tus clientes es exactamente eso, una relación. Y detrás de cualquier gran relación está la confianza.

Piensa en ello:

No saldrías con alguien que no es transparente sobre quién es, de dónde viene o a qué se dedica, ¿verdad?

Del mismo modo, tus clientes no entregarán el dinero que tanto les ha costado ganar a una empresa o marca que no consideran honrada o digna de confianza. Por lo tanto, la honestidad debe ser una de tus principales prioridades.

Nunca hay una buena razón para engañar o prometer algo que no se puede cumplir.

Esto se aplica a todo, desde los precios que anuncias hasta el plazo de entrega que prometes. No presumas de una entrega en 24 horas si sabes que te llevará 48, y no anuncies en Facebook precios que no aparecen en tu tienda real.

Confía en nosotros, nunca te arrepentirás de ser sincero con un cliente.

Cualquier tipo de falsedad terminará descubriéndose, dañando la integridad de tu marca y la relación con tus clientes.

 

La honestidad es la clave para crear confianza.

 

3. SÉ FLEXIBLE

Cuando pienses en formas de mejorar tu ratio de conversión, no olvides tener esto en mente; no todos tus clientes están listos para comprar ahora mismo.

Esto es simplemente un hecho que tendrás que aceptar, independientemente de lo mucho que te gustaría ver a todo el mundo hacer clic en el botón de pago en cuestión de minutos navegando por tu página.

Al igual que en una tienda física normal, tu negocio online tendrá clientes en todas las etapas del ciclo de compra.

Habrá quienes solo están echando un vistazo, quienes ni siquiera son conscientes de tu marca o nicho, y quienes están a punto de decidirse, pero no tienen prisa por hacerlo.

La clave para captar a este tipo de clientes es levantar un poco el pie del acelerador.

Piénsalo de esta manera:

Entras en una tienda de informática para buscar portátiles nuevos. Tu antiguo ordenador sigue funcionando, pero estás interesado en actualizarlo y quieres ver qué opciones tienes.

Un vendedor se te acerca, le cuentas tu situación y empieza a enseñarte algunas alternativas, acosándote constantemente y diciendo que “si lo compras hoy” recibirás algún tipo de bonificación.

¿Cómo reaccionarías?

Lo más probable es que te sientas presionado para comprar y te vayas de la tienda en cuestión de minutos. La razón es que, en este contexto, simplemente no estás listo para hacer la compra hoy. Es cierto que las técnicas de ventas que crean urgencia pueden funcionar. Pero no en todos los clientes.

Por lo tanto, al pensar en formas de aumentar tus conversiones, no intentes presionar a todos tus clientes hacia la página de confirmación de la compra.

En cambio, es importante hacer una distinción entre tus clientes, analizar en qué fase del ciclo de compra se encuentran y adaptar tu enfoque en consecuencia.

Intenta encontrar otras formas de conectarte con los que solo están “echando un vistazo” y seguir construyendo una relación con ellos. Puedes hacerlo modificando tu discurso y tus estrategias de venta.

Plantéate llevarlos a tu blog, conectarte con ellos en las redes sociales o incluso conseguir su dirección de correo electrónico. Mientras tanto, intenta algunas tácticas más “urgentes” con quienes parecen estar listos para efectuar la compra.

Independientemente de tu nicho o de tu público objetivo, siempre tendrás que tratar con clientes en diferentes partes del proceso de compra.

 

4. PRUEBA TUS IDEAS

Las pruebas A/B son la columna vertebral de cualquier estrategia de conversión exitosa.

Si no estás probando tu material de ventas, simplemente estás dando palos de ciego a un objetivo en movimiento. Al fin y al cabo, ¿cómo puedes estar seguro de que tu último diseño de landing page va a tener éxito si ni siquiera la has probado y comparado con otras opciones?

Solo a través de la experimentación se puede minimizar el riesgo que implica la toma de decisiones clave sobre varios aspectos de tu presencia online.

Por lo tanto, te sugerimos que hagas pruebas A/B de TODO.

Desde anuncios de Facebook, textos de páginas web y correos electrónicos, hasta páginas web completas; asegúrate de realizar pruebas A/B coherentes para encontrar formas nuevas y mejoradas de impulsar las ventas.

Para aquellos de vosotros que estéis leyendo esto y no tengáis ni idea de lo que son las pruebas A/B ni de cómo funcionan, no os preocupéis. Un test A/B simplemente implica crear dos (o más) versiones de algo, dividir el tráfico entre las dos, y analizar cuál ofrece los mejores resultados.

Cuando pruebes las landing pages, por ejemplo, es importante que analices las ventas resultantes de ambas versiones y, después de realizar la prueba durante un tiempo, elegirás la que mejor se adapte a tus necesidades.

Con los correos electrónicos, por otro lado, te interesa ver otras métricas como las tasas de apertura, los CTR o parámetros similares.

Recuerda, puedes hacer tests A/B de casi cualquier cosa online y, de hecho, te recomendamos que lo hagas.

 

5. CREA UN EMBUDO DE VENTAS

¿Recuerdas que mencionamos que los clientes pueden estar en diferentes partes del proceso de compra? Bueno, hay una forma de resolver eso. Los embudos de ventas son una gran manera de trabajar con aquellos clientes que solo están “echando un vistazo” y los acercan cada vez más a gastar dinero en tus productos y servicios.

Como su nombre indica, los embudos de ventas funcionan “canalizando” gradualmente a los clientes potenciales y convirtiéndolos en compradores reales.

Un embudo de ventas exitoso funcionará en el siguiente orden:

  • Crear conciencia: primero necesitas atraer a la gente a tu nicho.
  • Fomentar el interés: a continuación, tendrás que conseguir que la gente se interese por tu marca y tus productos/servicios.
  • Vender: finalmente, deberás convertir a los lectores/seguidores en clientes.

Imaginemos que eres un escritor freelance que ofrece un curso de redacción publicitaria online para gente de tu sector.

Así es como podría verse tu embudo de ventas:

  • Crear conciencia: ofrecer información valiosa para redactar, consejos gratuitos para ser mejor escritor, etc. Empieza a posicionarte como experto en este campo.
  • Fomentar interés: ofrece un curso de prueba gratuito al suscribirse a tu lista de correo electrónico. Cuando lo hagan, proporciona a tus lectores una campaña de goteo en la que, por ejemplo, les dejes acceder a una sección del curso durante una semana.
  • Vender: después de completar el curso, enlaza a la página de venta de tu curso completo como siguiente paso lógico para que los escritores principiantes perfeccionen sus habilidades.

Recuerda, cuanto más larga y profunda sea tu relación con un cliente potencial, más posibilidades tendrás de materializarla en una venta.

 

6. CREA CONFIANZA

Esto está estrechamente relacionado con el segundo punto de la lista.

Pero a diferencia de la sinceridad, generar confianza es algo que requiere mucho tiempo y trabajo duro. Y, lo más importante, es un gran factor de influencia en las ventas. ¿No entiendes por qué? Aquí tienes un ejemplo:

Imagínate que te estás tomando un café en la terraza de una cafetería y alguien se te acerca, ofreciéndote venderte su coche por solo 1.000 euros. Miras hacia el coche y está casi nuevo y en perfecto estado. ¿Sacarías la cartera y cerrarías el trato? Probablemente no.

¿Por qué? Porque no confías en el vendedor.

Un aspecto muy positivo de la confianza, sin embargo, es que se puede crear. A diferencia de otros factores que podrían impedirte concretar una venta, la confianza es algo en lo que puedes empezar a trabajar casi inmediatamente. Entonces, ¿cómo se genera confianza entre los clientes?

Bueno, hay muchas maneras diferentes.

En primer lugar, asegúrate de que toda la información de tu página web sea verificable. Esto se consigue ofreciendo asistencia a través del chat en tiempo real, por teléfono o por correo electrónico. También puedes contribuir a respaldar afirmaciones concretas haciendo referencia a otras fuentes respetadas a través de enlaces y citas, o compartiendo testimonios.

A continuación, tendrás que asegurarte de demostrar que hay una empresa legítima detrás de tu página web. La manera más fácil de hacerlo es proporcionar una dirección física y un número de teléfono donde la gente pueda comunicarse contigo.

Las páginas de equipo también son una excelente manera de ponerle cara a tu empresa y ayudar a desarrollar confianza. Finalmente, asegúrate de destacar tu experiencia en tu campo.

Puedes conseguirlo publicando contenido de gran calidad sobre tu sector, compartiendo tus cualificaciones/experiencia o destacando a los miembros del equipo con experiencia especializada.

Recuerda, crear confianza entre tu audiencia es un proceso largo, y hay muchas maneras de hacerlo.

Aquí hay algunas otras maneras en las que puedes generar confianza entre tus clientes:

  • Compartir testimonios
  • Utilizar un gran diseño para transmitir que tu marca es profesional y de confianza
  • Garantizar que la página web sea fácil de usar
  • Compartir contenido útil y valioso
  • Actualizar tu sitio web a menudo

 

Guía a tus clientes a través del proceso de compra.

 

7. FACILITA LA COMPRA

No olvides que la gente puede tener dudas a la hora de realizar transacciones, especialmente por internet. Por lo tanto, asegúrate de que comprar o hacer negocios contigo sea lo más simple y sin complicaciones posible.

Aquí hay algunas maneras sencillas de hacerlo:

  • Guía a tus clientes a través del proceso de compra: asegúrate de encaminar siempre a tus clientes hacia la acción que quieres que tomen.
  • No satures al usuario con demasiadas alternativas: cuantas más opciones, más fácil será no elegir nada. Si ofreces una amplia variedad de productos, asegúrate de tener suficientes filtros para ayudar a los clientes a afinar la búsqueda rápidamente.
  • El número de campos obligatorios en tus formularios debe ser el mínimo posible: forzar a la gente a darte algo nunca es una buena decisión.
  • Ofrece envío gratuito: no tener que preocuparte por el envío hace que comprar algo sea mucho, mucho más simple.

 

8. ESPÍA A TU COMPETENCIA

No eres la única persona/empresa que ofrece tu gama de productos/servicios. De hecho, probablemente haya muchos más empresarios/empresas que ofrecen lo mismo que tú además de los que ya conoces.

Esto se debe a que internet hace que comprar y vender sea extremadamente fácil. Por lo tanto, el mundo online se ha vuelto extremadamente competitivo. Y, aunque la competencia puede ser difícil de manejar, también tiene muchas ventajas.

Como propietario de un negocio, la competencia es un gran motivador para ayudarte a buscar nuevas y mejores maneras de gestionar tu negocio. Lo único que tienes que hacer es analizar a tus competidores.

Como nueva empresa, ya deberías haber tenido en cuenta a tus principales competidores. Si eres un negocio establecido, tienes que seguir vigilando a esos competidores constantemente.

Asegúrate de analizar tu competencia con frecuencia y examinar lo que están haciendo bien, pero también lo que están haciendo mal (o no hacen).

 

AUMENTA TU CONVERSIÓN YA

Aquí tienes, 8 consejos sencillos diseñados para ayudarte a aumentar tus conversiones hoy mismo.

Recuerda, esta lista no es para nada exhaustiva. Existen innumerables estrategias diferentes para mejorar las cifras de conversión, y cada marca/empresa tiene su propio enfoque.

Estas son solo algunas de nuestras favoritas.