¿Cuándo es el momento ideal para cambiar el diseño o contenido de tu página web?

Eva Mohyrova
Eva Mohyrova
A
Aunque no nos guste, las páginas web no duran para siempre. Incluso si tienen un aspecto estupendo y están actualizadas, no se verán igual dentro de un par de años.
Reading Time: 5 minutes

¿CON QUÉ FRECUENCIA DEBES CAMBIAR EL DISEÑO DE TU PÁGINA WEB?

La respuesta a esta pregunta depende del negocio que tengas, pero, para las pymes, es recomendable hacerlo cada 2 o 3 años. Esto te permitirá adaptar tu web a las necesidades de los usuarios y estar al día en cuestiones de tecnología y últimas tendencias.

Pero eso no significa que no puedas actualizarla antes. Siempre es bueno realizar algún cambio de diseño todos los años, para asegurarte de que tu web sea compatible con los últimos dispositivos.

Sin embargo, esta regla de los 2 o 3 años solo es válida para las páginas que funcionan bien, y no siempre es adecuada para cualquier situación. Afortunadamente, hay varios factores que indican que una web debe ser rediseñada en cuanto sea posible, aunque no hayan pasado 2 o 3 años.

 

5 RAZONES PARA MODIFICAR EL DISEÑO DE TU PÁGINA WEB DE INMEDIATO

NO ESTÁ OPTIMIZADA PARA DISPOSITIVOS MÓVILES

El año pasado, había 237 millones de usuarios de internet móvil solo en Estados Unidos. Y se calcula que para 2022 llegarán a ser 257 millones. Esto significa que la mayoría de tu público visita tu página web desde un smartphone de vez en cuando, y algunos, de forma exclusiva.

Por lo tanto, si tu web no está optimizada para dispositivos móviles, tendrás que hacerlo lo antes posible. Si quieres que tus ventas y el posicionamiento de tu página aumenten de forma continua, deberás asegurarte de que la visualización de tu web sea igual de adecuada en los smartphones que en un ordenador.

 

NO ESTÁ OPTIMIZADA PARA MOTORES DE BÚSQUEDA

Cuando buscas algo en internet, ¿sueles ir más allá de la primera página de resultados? La mayoría de la gente nunca pasa de la primera página, y por eso es necesario invertir tiempo y esfuerzo en crear y mantener una buena estrategia SEO (posicionamiento en buscadores).

El diseño web desempeña un papel muy importante en cualquier estrategia SEO. Si quieres mejorar el posicionamiento de tu web, deberás empezar con el diseño: haz que resulte organizado, atractivo y fácil de entender.

 

ES DIFÍCIL DE NAVEGAR

La navegación de una página no solo ayuda a que los usuarios puedan ver tu web y los productos o servicios que ofreces, también les guía a través de todos los pasos del proceso de compra, si deciden comprar. Si la navegación no es cómoda y fácil de entender, podría hacerte perder oportunidades de venta. Puede que los usuarios tengan dificultades para encontrar lo que buscan y al final recurran a tus competidores.

Por lo tanto, deberás asegurarte de que tu web sea fácil de navegar, y si no lo es, ha llegado el momento de rediseñarla.

 

NO TIENE UN ASPECTO ATRACTIVO

La gente todavía se deja guiar por las apariencias, también en el caso de las páginas web. El diseño de tu web puede hacer que tu empresa parezca seria o afable, moderna o retro, etc. Y también puede afectar a las ventas; si una página no es atractiva o tiene un aspecto cutre, las visitas no se convertirán en clientes.

La estética es solo una faceta del diseño web, pero para muchas personas, si una página es intuitiva y elegante influirá en su decisión de convertirse en clientes habituales.

 

HAS MODIFICADO EL BRANDING

La mayoría de las empresas llevan a cabo pequeñas modificaciones en el branding. Si cambias algo, ya sea el logo o la identidad de marca, tendrás que asegurarte de que se refleje en la web, preferiblemente nada más efectuar los cambios. Sería extraño usar un logo nuevo en todas partes menos en la página web.

 

La mayoría de las empresas llevan a cabo pequeñas modificaciones en el branding.

 

¿CUÁNDO ES EL MEJOR MOMENTO PARA CAMBIAR O REFORMULAR EL CONTENIDO?

Es necesario actualizar el contenido de una página por los siguientes motivos:

  • Para demostrar que tu negocio/contenido es activo y fresco
  • Para desarrollar una buena comunicación con tu público
  • Para fomentar la confianza de la audiencia compartiendo tus conocimientos
  • Para dar una imagen más honesta y fiable mediante la consistencia
  • Para atraer nuevos clientes
  • Para impulsar el SEO y mejorar tu posicionamiento

Pero, ¿qué haces con el contenido existente? ¿Lo dejas como está o lo modificas de vez en cuando? ¿Con qué frecuencia debes cambiar o modificar tu contenido sin que parezca que es spam? Vamos a analizarlo.

 

CUANDO PUEDAS AÑADIR DATOS NUEVOS

Imagina que has publicado un informe excelente con gran cantidad de estadísticas e información valiosa. Este tipo de contenidos suelen aumentar el tráfico y se comparten mucho, pero podrían quedar obsoletos muy rápido, y en consecuencia, ser menos relevantes.

Añade nuevos datos al informe cuando sea apropiado (una vez al año, cada seis meses, etc.), y utilízalos como una oportunidad para reestructurar el contenido.

 

CUANDO ALGO CAMBIA

Las guías detalladas también generan mucho tráfico, y la gente las suele consultar a menudo. Pero también puedes encontrar formas de hacer que sean más relevantes y reestructurarlas. Por ejemplo, si la guía hace referencia a algún software, añade consejos sobre las actualizaciones más recientes de dicho software, proporciona ejemplos relacionados con las últimas tendencias, etc. Esto también incluye reescribir las guías de forma parcial o total cuando algún dato pierda relevancia y/o se quede desfasado.

 

Es necesario actualizar el contenido de una página.

 

CUANDO VUELVE A SER RELEVANTE

Usemos el ejemplo de Juego de Tronos. Muchas empresas crearon eventos especiales y contenidos nuevos para que coincidieran con el lanzamiento de cada nueva temporada. Esto también fue una estupenda oportunidad para llamar la atención sobre ciertos contenidos antiguos, actualizar las guías, los estudios, etc.

Estas oportunidades no se presentan con frecuencia, pero siempre se pueden planificar en función del evento. Tenlas en mente y aprovéchalas de forma adecuada para conducir de nuevo a tu público al contenido más antiguo.

La competencia en el mercado es muy dura, pero, siempre que te mantengas al día, no tienes de qué preocuparte. Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender cómo y cuándo debes rediseñar tu página web de forma que siga resultando relevante e interesante para tu público.