Por qué los traductores nativos son superiores a los no nativos

Ian Abernathy
Ian Abernathy
E
El veredicto está claro: los traductores nativos superan a los no nativos gracias a su capacidad para localizar contenidos. Analizamos las ventajas que ofrece un traductor nativo y por qué deberías utilizar sus servicios para tu empresa de comercio electrónico.
Reading Time: 4 minutes

Traducir va más allá de copiar y pegar textos en un traductor automático. Es una profesión cualificada y, en algunas ocasiones, se puede considerar incluso una forma de arte. En lo que respecta a empresas online, los traductores nativos casi siempre superan a los no nativos. ¿Quieres dar un empujón a tus ventas en internet? Las traducciones no son un aspecto en el que debas escatimar. Cuando termines este artículo, habrás entendido por qué es esencial trabajar con traductores nativos.

 

 

EL ARTE DE LA TRADUCCIÓN

Cuando se trata de traducir contenidos, especialmente para un negocio de comercio electrónico, la claridad y la precisión son fundamentales. Contratar traductores nativos profesionales tiene una importancia clave para empresas online que quieran transmitir confianza. Saber que la página web, el blog y las descripciones de producto de tu página web están escritos en un formato fácil de digerir para los hablantes nativos de cada idioma lleva a tu empresa a otro nivel.

No se trata de desmerecer a los traductores no nativos. Aunque los hablantes nativos tienen una gran ventaja sobre los no nativos, el talento y el nivel de experiencia también son factores importantes. Especialmente en casos donde la temática es muy especializada, ya que el conocimiento de ese sector puede jugar un papel clave para garantizar una traducción de calidad.

 

¿QUIENES SON LOS HABLANTES NATIVOS?

Los hablantes nativos son aquellos que han utilizado el idioma en cuestión desde su infancia como lengua materna. Es la base de su habilidad para comunicarse verbalmente y por escrito. Estas personas ofrecen la perspectiva lingüística más precisa y una amplia comprensión de su idioma nativo.

Por ejemplo, alguien nacido en Francia que ha crecido hablando francés y se traslada a Estados Unidos, donde ahora habla fundamentalmente inglés, seguirá siendo un hablante de francés nativo. A pesar de que algunos hablantes nativos adoptan otros idiomas como método básico de comunicación, eso no modifica las bases de su lengua materna.

 

Los hablantes nativos son aquellos que han utilizado el idioma en cuestión desde su infancia como lengua materna.

 

¿POR QUÉ LOS TRADUCTORES NATIVOS SON SUPERIORES?

Una mala traducción no sólo da mala imagen, sino que puede obstaculizar por completo todo el mensaje de un texto y arruinar las características más importantes de un producto. Los hablantes nativos tienen una ventaja principal, y es que tienen la capacidad para “localizar” el idioma. En todo el mundo existen muchos dialectos que usan jergas o argots que quedan fuera del alcance de hablantes no nativos y por supuesto de traductores automáticos. Ese vocabulario y la construcción de frases culturalmente acordes a los contenidos aportan a los textos una voz auténtica.

 

LAS TRADUCCIONES SON REPRESENTANTES DE TU MARCA

Localizar sus contenidos beneficia a las empresas al presentar formatos acordes con los productos, la estética o la filosofía del negocio. Para los traductores no nativos puede resultar complicado construir frases que suenen naturales, sin utilizar vocabulario que sólo aparece en los diccionarios. Localizar proporciona traducciones con más vida, que incrementan las probabilidades de que los visitantes se conviertan en clientes.

Se da por hecho que los nativos retienen una comprensión intrínseca de las influencias culturales subyacentes de un idioma, además de un gran uso de la sintaxis. Aquí reside la principal diferencia entre hablantes nativos y no nativos. En definitiva, las traducciones no se reducen sólo a las propias palabras, sino que se trata del contexto, la fluidez y la atención al detalle.

 

Localizar sus contenidos beneficia a las empresas al presentar formatos acordes con los productos, la estética o la filosofía del negocio.

 

LA FLUIDEZ ES CLAVE

Para representarlo con un ejemplo comparativo realista entre una traducción nativa y una no nativa, podemos utilizar una palabra clave que describe un producto. Si un texto en inglés pretende publicitar un frisbee como “cool”, tendrás que asegurarte de que la traducción resultante describe el producto como moderno e interesante y no de temperatura fría. Todas las culturas presentan un entorno y referencias únicas, dificultando la traducción de frases y expresiones específicas de una región a otros idiomas.

Este ejemplo es bastante básico, pero los problemas de una traducción ineficaz van más allá y se complican cada vez más en función del sector y los productos en cuestión. También tiene implicaciones en la optimización de contenidos para buscadores (SEO), donde determinadas palabras clave son mucho más relevantes y poseen un impacto publicitario superior que otras. Por lo tanto, es importante que los traductores entiendan qué keywords tienen mayor importancia a nivel de marketing.

 

ESTILO Y TONO

En la redacción, especialmente cuando se trata de publicitar o vender un producto o servicio, la voz y el tono de un autor tienen un valor fundamental. Cuando hablamos de comercio electrónico, el consumidor suele comprar a empresas que muestran un gran conocimiento de los productos que venden. Traducciones cuestionables realizadas por traductores no nativos pueden afectar significativamente a la credibilidad de una empresa, de la misma forma que un currículum lleno de faltas de ortografía puede perjudicar a un candidato en un proceso de selección. Tu público objetivo puede percibir perfectamente que una traducción no ha sido realizada por un hablante nativo.

Dependiendo del tipo de contenido que se esté redactando, el estilo de un traductor puede ayudar a esclarecer la perspectiva general del texto, mientras aporta detalles concretos con seguridad. Por eso, el estilo del escritor influencia el tono general de los contenidos. Las traducciones de hablantes no nativos y las generadas mediante traductores automáticos carecen de valor y, a veces, incluso de sentido. En la mayoría de los casos, las traducciones no nativas resultan en textos generales que no muestran originalidad ni están optimizados a nivel comercial.

Entonces, ¿qué conclusiones sacamos de todo esto? Si te tomas en serio el objetivo de que tu empresa llegue a un público más amplio y global, necesitas el conocimiento localizado que un traductor nativo te puede ofrecer.