5 consejos para optimizar tu página web para móviles

Eva Mohyrova
Eva Mohyrova
¿
¿Crees que lo único que necesita tu web es una versión de escritorio? Piénsalo mejor. Todas las empresas de comercio electrónico exitosas saben que una versión de su sitio web para móviles es crucial para simplificar la experiencia del usuario. Aquí te explicamos cómo optimizar tu página para móviles.
Reading Time: 6 minutes

En 2018, Google anunció su primera indexación para móviles. En 2019, la habilitaron por defecto para todas las páginas web nuevas a partir del 1 de julio. Si añadimos esta información al hecho de que en 2018 el 52,2% de todo el tráfico de las páginas web en todo el mundo se generó a través de teléfonos móviles, es fácil darse cuenta de que la era digital ya ha llegado para quedarse.

Con esto en mente, una versión de tu web optimizada para móviles no solo es una gran ayuda para el negocio; es una necesidad. Hoy en día, no es un lujo o una ventaja adicional, es algo que tu público espera que hagas.

 

OPTIMIZAR TU WEB PARA MÓVILES: ¿POR DÓNDE EMPEZAR?

Si aún no tienes una versión móvil de tu sitio, es hora de empezar a prepararte para ello. Sin embargo, recuerda no precipitarte. En lugar de intentar diseñar una versión móvil de la noche a la mañana, lo mejor es invertir algo de tiempo en la creación de una versión móvil que sea igual de eficiente (si no más) que la versión de escritorio. No pasa nada si necesitas un poco de tiempo; prestar atención a los detalles te favorecerá a largo plazo.

 

La era digital ha venido para quedarse.

 

5 CONSEJOS PARA OPTIMIZAR TU SITIO MÓVIL

Además de recursos de Google sobre por qué debes optimizar para dispositivos móviles y cómo implementar un sitio móvil que funcione correctamente, también debes tener en cuenta los siguientes cinco consejos. Serán útiles tanto para aquellos que ya tienen una versión móvil de su sitio, como para aquellos que empiezan desde cero.

 

1. HAZ QUE TU WEB SEA RESPONSIVA

Crear y optimizar una versión móvil de tu web no consiste solo en comprimir imágenes y hacer botones más grandes (de esto hablaremos más adelante); se trata de hacer que la experiencia del usuario sea lo más simple e intuitiva posible. Es fundamental tener en cuenta que algunas cosas funcionan solo para el escritorio y otras para el móvil.

 

 

Por ejemplo, deberías evitar los elementos Flash y limitarte a Java o HTML 5. Esto se debe, en primer lugar, a que la mayoría de los dispositivos y navegadores móviles tienen problemas para reproducir Flash, por lo que te arriesgas a que los usuarios se pierdan parte de la experiencia de tu sitio. En segundo lugar, Flash puede ralentizar seriamente el tiempo de carga de una página en el móvil, lo que inevitablemente afecta al SEO.

También deberías descartar las ventanas emergentes: todas, o al menos la mayoría de ellas. Las ventanas emergentes también tienen problemas de visualización y tienden a molestar más a los usuarios móviles que a los de escritorio.

Además, tendrás que asegurarte de que tu público no tenga problemas para navegar por la versión móvil de tu sitio web con los dedos. Sí, esto incluye hacer los botones más grandes, y evitar que los usuarios tengan que hacer zoom constantemente para leer el texto o pasar a otra página.

 

2. HAZ QUE LA INFORMACIÓN MÁS IMPORTANTE SEA FÁCIL DE ENCONTRAR

La gente navega por internet desde dispositivos móviles no solo porque siempre los tienen a su lado, sino también para poder acceder a la información al instante. Ten esto en cuenta cuando optimices para móviles. Piensa en lo que es más probable que la gente busque en tu página web, y haz que sea fácil de acceder. Ahora bien, es importante considerar que el contenido de las versiones móvil y de escritorio debe coincidir. Esto no sólo es bueno para el SEO, sino que también evita frustraciones innecesarias para el usuario.

También deberías facilitar a los visitantes el cambio a la versión de escritorio si así lo desean. Algunas personas prefieren ver tu web tal y como aparece en el ordenador, por lo que vale la pena tener ambas opciones disponibles desde un smartphone o una tablet.

 

3. VIGILA LA VELOCIDAD DE CARGA

El 53% de los visitantes de sitios móviles abandona una página si tarda más de tres segundos en cargarse. Por lo tanto, es crucial probar y optimizar el tiempo de carga de tu sitio y sus páginas asociadas.

Una de las formas más rápidas y sencillas de mejorar la velocidad de carga es comprimir las imágenes CSS y de alta resolución en tu página web. Solo con esto podría ser suficiente para ayudar a que tu página web cargue más rápido e instantáneamente. Luego puedes seguir comprimiendo otros archivos que alargan el tiempo de carga.

 

4. ADAPTA TU CONTENIDO A PANTALLAS PEQUEÑAS

Aludimos a esto anteriormente, pero adaptar tu contenido para que sea fácilmente visible en una pantalla pequeña es una gran parte de la optimización móvil. Hay dos factores clave a tener en cuenta aquí; el texto y las imágenes tienen que ser lo suficientemente grandes, y el contenido tiene que ser escaneable en su totalidad. Te indicamos cómo puedes conseguirlo:

  • Presta atención al tamaño de la fuente: debe ser de al menos 12 puntos y tener un tipo de letra reconocible y fácil de digerir.
  • Intenta utilizar la misma fuente/tipo de letra en varias páginas y en varios dispositivos para asegurarte de que la información se muestra correctamente.
  • Las fuentes oscuras sobre fondo blanco son más fáciles de leer para la mayoría de los usuarios móviles; sin embargo, puedes utilizar fuentes claras sobre un fondo oscuro si tu diseño lo requiere. Simplemente asegúrate de que el contraste sea lo suficientemente alto (esto también es importante para las fuentes oscuras sobre fondos claros).
  • Cíñete a párrafos cortos (no más de cinco líneas de texto).
  • Utiliza listas con viñetas.
  • Utiliza subtítulos.
  • Añade imágenes al texto cuando sea apropiado.

 

Añade imágenes al texto cuando sea apropiado.

 

5. DESACTIVAR LA AUTOCORRECCIÓN DE FORMULARIOS

La autocorrección es estupenda cuando se escribe algo con prisa. Sin embargo, podría complicar seriamente las cosas al rellenar algo que no debería ser autocorregido, como datos personales e información de dirección.

Desactivar la autocorrección para los formularios de la versión móvil de tu web no es lo primero que tienes que hacer para que el sitio sea fácil de usar. Sin embargo, podría mejorar significativamente la experiencia del usuario, ayudando a tus clientes actuales y potenciales a introducir datos con facilidad.

Lo único que tienes que hacer es incluir “autocorrect=off” en el campo de entrada en HTML.

Y por último, pero no por ello menos importante, cuando hayas diseñado una versión móvil perfecta, no olvides probarla tú mismo de vez en cuando, y con las actualizaciones posteriores. Si te resulta cómoda de usar, entonces la mayoría de los usuarios probablemente sentirán lo mismo.

Además, no olvides hacer un seguimiento del tráfico para ver cuántos usuarios acceden a la versión móvil de tu web frente a la versión de escritorio. Plataformas como SEMrush pueden ayudarte con eso.

 

LAS VERSIONES MÓVILES ESTÁN AQUÍ PARA QUEDARSE

No hay una estrategia única para crear una gran versión móvil de tu web, pero hay algunas variables clave que todas las empresas y marcas pueden tener en cuenta para ayudar a que la experiencia del usuario sea más fluida. Independientemente de cómo evolucione la era digital, está claro que el móvil no desaparecerá en un futuro próximo: es el momento de mejorar tu web para que los clientes puedan acceder fácilmente a ella, ya sea desde casa o cualquier otro lugar.