Explicación SEO: Cómo optimizar imágenes para la búsqueda online

Eva Mohyrova
Eva Mohyrova
E
El SEO para imágenes puede parecer complicado, aunque eso solo es hasta que aprendes las reglas. Queremos ayudarte a entender la optimización de imágenes, para que puedas mejorar tanto el SEO como la experiencia de usuario en tu página web.
Reading Time: 7 minutes

La importancia del SEO no debe infravalorarse. Este año, un 61% de los marketers ha afirmado que su presencia orgánica y la mejora del SEO eran sus próximas prioridades de marketing. Por lo tanto, si tienes un negocio online o estás planeando empezar uno, ten en cuenta que tus competidores probablemente se encuentren dentro de este 61%; y por ello, debes tomarte el SEO en serio. ¿Qué significa tomarse el SEO en serio? Muchas empresas se centran en la creación de contenido de alta calidad para mejorar su SEO y van por buen camino, en cierta medida. El contenido es muy importante, pero los detalles también cuentan. Los pequeños detalles, como la optimización de imágenes, podrían parecer menos significativos; sin embargo, el poder de las imágenes revela la importancia de colocarlas y formatearlas correctamente.

 

¿QUÉ ES LA OPTIMIZACIÓN DE IMÁGENES?

La optimización de imágenes es el proceso de adaptar las imágenes, tanto para la audiencia como para el SEO. Por ejemplo, subir una imagen de alta calidad a tamaño completo podría parecer una buena idea; pero, de hecho, puede afectar la velocidad de carga de una página, ya sea en un ordenador o teléfono móvil, dificultando que la audiencia pueda ver la página web. Descuidar las etiquetas alt y no prestar atención a los nombres de las imágenes no perjudicará necesariamente a tu audiencia, pero limitará la cantidad de tráfico que puedes atraer. Aprender todos los detalles puede llevar algún tiempo, pero los resultados son extraordinarios. La optimización adecuada de las imágenes puede beneficiar a tu página web y a tu negocio de las siguientes maneras:

  • Atrayendo grandes cantidades de tráfico desde Google y Pinterest
  • Aumentando la puntuación SEO de tus publicaciones
  • Ayudándote a conseguir más backlinks (asumiendo que creas imágenes personalizadas, que son ampliamente compartidas citando tu web como fuente)

 

 

¿QUÉ IMÁGENES PUEDES USAR Y DÓNDE PUEDES ENCONTRARLAS?

Si no puedes crear tus propias imágenes (tomando fotos o diseñando las imágenes mediante editores gráficos), aquí tienes algunas opciones.

 

1: STOCKS DE IMÁGENES

Unsplash ofrece una serie de imágenes gratuitas, para uso personal y comercial. Pexels hace lo mismo. iStock y Pixabay disponen de imágenes gratuitas y de pago. Solo tienes que escoger el stock que más te convenga.

 

Aumentando la puntuación SEO de tus publicaciones

 

2: FLICKR

Flickr es un portal de fotos que también ofrece imágenes gratuitas y de pago. Solo tienes que asegurarte de elegir las fotografías publicadas bajo la licencia Creative Commons license, para usarlas de forma legal y gratuita.

 

3: EDITORES GRÁFICOS ONLINE

Los editores online, como Canva o PicMonkey, pueden parecer algo más complicados. Pero, de hecho, son muy fáciles de usar y no requieren el conocimiento avanzado de otros editores gráficos (o ningún conocimiento en absoluto). Estas herramientas son irremplazables a la hora de crear imágenes de cabecera, o simplemente para crear imágenes únicas en tus publicaciones. Cuando elijas imágenes de estas webs, evita usar aquellas que obviamente parezcan imágenes de archivo. Y si puedes crear imágenes por tu cuenta, definitivamente deberías tomar elegir este camino primero.

 

CÓMO OPTIMIZAR LAS IMÁGENES PARA EL SEO

1: PONLES UN NOMBRE ADECUADO

Independientemente de si creas tus propias imágenes o no, debes asegurarte que el nombre de la imagen coincida con el contexto. ¿Por qué es importante? Porque permite a Google saber de qué trata la imagen, sin mirarla siquiera. También deberías optimizar los nombres para que sean ricos en palabras clave, fomentando que los motores de búsqueda coloquen las imágenes en posiciones más altas en las páginas de resultados de búsqueda (SERPs). Por tanto, deben evitarse a toda costa las imágenes con nombres estándar como DSC4724.jpg. Usa palabras reales e intenta separarlas con guiones. Aunque técnicamente no hay nada malo con los nombres sin guiones (como por ejemplo “optimizandoimagenesparaseo.jpg”), es mejor usar un formato más legible (como “optimizando-imagenes-para-seo.jpg”).

 

2: PRESTA ATENCIÓN AL TAMAÑO DE LA IMAGEN Y DEL ARCHIVO

Centrémonos primero en el tamaño del archivo. Los archivos demasiado grandes pueden tardar mucho tiempo en cargarse, lo que puede afectar la velocidad de carga de tu página web. Por eso es importante reducir su tamaño. Aunque esto puede hacerse cambiando el tamaño de la imagen, no siempre es la mejor opción, sobre todo hoy en día ya que muchas personas usan pantallas retina y pantallas de alta calidad. Así pues, en lugar de cambiar el tamaño de la imagen, intenta eliminar algunos datos innecesarios del archivo. Para ello, puedes usar páginas web como Kraken.io y JPEG.io o la herramienta ImageOptim.

¿Y qué hay del tamaño de las imágenes? ¿Deberías mantener el tamaño original? No necesariamente. A veces es importante usar imágenes grandes para impresionar a los lectores, y a veces es más adecuado usar imágenes pequeñas. No olvides tener en cuenta el ancho de la zona del contenido de tu blog o página web. Siempre es recomendable cambiar el tamaño de la imagen, dependiendo de cómo quieras que se muestre. Puedes hacerlo usando herramientas online como PicMonkey o PicResize.

 

Además, los rastreadores de búsqueda utilizan las etiquetas alt para identificar y categorizar tu contenido; por tanto, si se usan de forma correcta pueden beneficiar a tu SEO enormemente

 

3: ELIGE EL TIPO DE ARCHIVO ADECUADO

La mayoría de imágenes colgadas en internet usan uno de los siguientes tipos de archivo: GIF, JPEG y PNG. El formato JPEG probablemente sea el más común. Lleva usándose cierto tiempo y se considera el formato de archivo estándar para internet. La mayor ventaja de los archivos JPEG es que pueden comprimirse considerablemente sin perder mucha calidad de imagen. El GIF es un formato que permite la animación, como todos sabemos. Sin embargo, también puede usarse para imágenes estáticas. Es mejor usar los archivos GIF para imágenes simples, que consistan en unos pocos colores (como iconos, imágenes decorativas, etc.).

En cuanto al formato PNG, hoy en día se considera una gran alternativa a los dos formatos anteriores. Los archivos PNG admiten más colores que los GIFs y no pierden calidad como los JPEGs. Solo tienen un defecto: el tamaño de sus archivos es mucho mayor que el de los JPEGs. Además, el tamaño también depende del tipo de archivo PNG: el PNG-24 es tres veces más grande que el PNG-8. Resumiendo, los archivos JPEG siguen siendo la mejor opción en muchos casos. Funcionan bien en el comercio electrónico, ofreciendo la mejor calidad para los archivos más pequeños. Los PNGs pueden ser una buena alternativa, siempre y cuando tengan un tamaño reducido. Y los GIFs conviene reservarlos para imágenes decorativas, iconos y thumbnails.

 

4: PRESTA ATENCIÓN A LAS ETIQUETAS ALT Y TITLE

Ya habíamos hablado anteriormente sobre las etiquetas alt en el blog Yuqo. Estas se añaden a las imágenes para describirlas, en los casos en que las imágenes no se muestran a los visitantes, o cuando estos son incapaces de verlas. Tales etiquetas facilitan que las personas con discapacidades visuales puedan comprender de qué tratan las imágenes. Además, los rastreadores de búsqueda utilizan las etiquetas alt para identificar y categorizar tu contenido; por tanto, si se usan de forma correcta pueden beneficiar a tu SEO enormemente. Describe la imagen lo más fielmente posible (por ejemplo, no pongas únicamente “perro”, sino “perro con abrigo amarillo”). Cuanto más relevante sea la descripción, mayor importancia le darán los motores de búsqueda a la imagen.

¿Y qué pasa con las etiquetas de título? La mayoría de gente no se preocupa mucho por estas, y simplemente copian las etiquetas alt en el título. Aunque actualmente podría ser mejor olvidarlas por completo. ¿Por qué? Porque el principal motivo de usar etiquetas de título es ayudar al lector a comprender qué hay en la imagen. Sin embargo, esta información no se muestra correctamente o del mismo modo en todos los navegadores y dispositivos. Por ejemplo, algunos navegadores no muestran un título a no ser que se mueva el ratón sobre la imagen, lo que hace que el texto sea invisible para quienes usan un teclado o una tablet. Teniendo esto en cuenta, siempre es mejor describir una imagen en el texto del artículo principal, en lugar de depender del texto del título.

 

5: UTILIZA SITEMAPS

Los sitemaps de imágenes aumentan las posibilidades de que las imágenes sean indexadas. Los rastreadores de búsqueda son incapaces de rastrear imágenes que no se nombren específicamente en el código fuente de la página. Por lo tanto, aunque no garantice que Google indexe las imágenes, incluir imágenes no identificadas en un sitemap de imágenes podría ayudar a los rastreadores a identificarlas, mejorando así tu SEO.  Hay un par de formas de hacer eso. Una es enviar el sitemap a Google, con la ayuda de Search Console. La otra es insertando la siguiente línea en el archivo robots.txt para mostrar la ruta del sitemap: Sitemap: http://yourwebsite.com/sitemap_location.xml

 

6: USA PIES DE FOTO

El uso de pies de foto no es obligatorio, pero en algunos casos pueden mejorar el SEO para imágenes. ¿Cómo exactamente? Mejorando el escaneo. Cuando las personas escanean un artículo, se fijan en los encabezados, las imágenes y los pies de foto. De hecho, a menudo se leen más los pies de foto que el propio texto, así que su incorporación podría ayudarte a captar el interés de más visitantes. Lo importante aquí es añadir los pies de foto únicamente cuando sea necesario. Algunas imágenes no necesitan más explicaciones. Ten en cuenta que algunos pies de foto pueden tener sentido para los visitantes, mientras que en otros casos la sobre-optimización puede resultar confusa.

 

TU NEGOCIO PUEDE BENEFICIARSE DEL SEO PARA IMÁGENES

Dominar el arte del SEO para imágenes puede parecer algo complejo. Pero realmente no es más que una serie de reglas a seguir, para obtener mejores resultados. ¡Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender cómo mejorar tu SEO!