Cuándo, cómo y por qué deberías usar emails de reactivación

Hello Yuqo
Hello Yuqo
L
La disminución de suscripciones por email o peores métricas de engagement no significan que tus correos de marketing se hayan ido a la carpeta de spam. Los emails de reactivación funcionan como un recurso para descubrir cómo han cambiado las necesidades de tus clientes.
Reading Time: 5 minutes

Tener que recuperar clientes no es un signo de que tu pequeña empresa o marca esté funcionando mal. Igual que en tu empresa, las necesidades y requisitos de tus clientes cambian con el tiempo. La razón por la que se apuntaron a tu lista de correo puede que ahora mismo no siga en vigor. Con esto en mente, muchas empresas han decidido adoptar una estrategia de marketing conocida como reactivación. La falta de visualizaciones de los correos y las métricas de engagement no son el comienzo de un rendimiento en descenso, en cambio, una campaña de recuperación funciona como una forma de volver a conectar con tus clientes. El hecho de que no abran tus correos no significa que estos terminen directamente en la carpeta de spam. Es probable que el contenido ya no les parezca relevante o que se hayan olvidado de los diversos productos o servicios que ofreces.

 

 

POR QUÉ MERECEN LA PENA LOS MAILS DE REACTIVACIÓN EN TU EMPRESA

Muchos escenarios pueden terminar en la eliminación de usuarios que ya no están interesados en tu lista de correo, así que los emails de reactivación funcionan como un último “¿por qué no echas un vistazo a lo que tenemos que ofrecerte?” antes de que decidan darse de baja de forma definitiva. Estos correos de reconexión son cruciales para las empresas, independientemente de su tamaño.

Un email de reactivación se centra en una serie de características y valores de tu negocio para el cliente. Tú te interesas por lo que reciben, entiendes que pueden haber cambiado y quieres ofrecerles algo que los ponga en primera línea de tus decisiones de negocio. El marketing se centra más en la calidad y relevancia del contenido que en tratar de conseguir buenos números saturándoles la bandeja de entrada. Conseguir cifras de engagement positivas está muy bien y es esencial, pero se logran si entendemos lo que el cliente quiere, en lugar de someterlos a lo que desea nuestro negocio.

 

Un email de reactivación se centra en una serie de características y valores de tu negocio para el cliente.

 

POR QUÉ UN CLIENTE PIERDE EL INTERÉS

Conocer el motivo por el que nuestros clientes pierden el interés en una lista de correo es el primer paso para trabajar en la forma en la que lanzaremos nuestra campaña de reactivación. Échale un vistazo a tu actual estrategia de mailing y responde de forma sincera a estas preguntas:

  • ¿Enviamos muchos emails o lo hacemos de forma demasiado frecuente?
  • ¿Es el asunto del correo llamativo o siempre es el mismo?
  • ¿Se ven bien nuestros emails en un dispositivo móvil?
  • ¿Está este cliente fuera de nuestro público objetivo?

Todas estas preguntas que hemos lanzado aquí pueden ser la razón por la que tus clientes pierden el interés. Si la respuesta a alguna de ellas es un “sí”, una campaña de reactivación sólida y atrevida será esencial para volver a captar la atención de estos clientes.

 

PLANIFICAR TU ESTRATEGIA DE REACTIVACIÓN

Antes de que entre el pánico y el equipo de marketing empiece a enviar cientos de mails para mejorar los datos de engagement, se necesita una estrategia clara y concisa. El objetivo no tiene por qué ser complicado. Si tu plan es ofrecer un incentivo, ¿cuánto puede gastar tu empresa? ¿Dispones de medios para comprobar cómo se ven tus correos en distintos dispositivos móviles? Marca entre tres y cuatro objetivos clave en tu campaña de reactivación con la intención de analizar su rendimiento después de un periodo de tiempo que hayas especificado previamente. Si le estás dando vueltas a qué métodos serán efectivos para que tu base de clientes se vuelva a interesar, tenemos varias técnicas que te pueden ayudar.

 

CONSEJOS EFECTIVOS PARA LOS EMAILS DE REACTIVACIÓN

HUMOR Y PERSONALIDAD

Quieres preguntarle a tus clientes por qué se han dado de baja, pero no hace falta que lo hagas poniéndote a la defensiva. El tema y el contenido de tu email de reactivación tiene que mostrar la personalidad de tu empresa y añadirle un toque humano. Apoya el objetivo de tu campaña de email solicitando una respuesta del cliente. “¿Qué es lo que quieres ver para seguir suscrito a nuestra lista de correo?”. A menudo, la respuesta puede sorprenderte. Estas respuestas se pueden seleccionar en opciones múltiples o a través de un cuestionario, la decisión es tuya.

 

EL ASUNTO LO ES TODO

Es tu única oportunidad de tu empresa para llamar la atención del cliente, especialmente si tienen el cursor sobre el botón de darse de baja. Revisa los últimos diez correos que se han enviado a los suscriptores. ¿Siguen un formato similar? Apuesta por algo distinto, único y atrevido. El objetivo de la campaña es recordarle a los clientes por qué se inscribieron en su día.

 

El tema y el contenido de tu email de reactivación tiene que mostrar la personalidad de tu empresa y añadirle un toque humano.

 

HAZLO SIMPLE

Menos es más. Si le vas a solicitar a tus clientes que rellenen un cuestionario, que sea breve. Si quieres ofrecerles un descuento exclusivo, limita el número de ofertas a unas cuantas que sean importantes. El contenido también debe ser simple, ya que el propósito es mantenerlos en tu lista de correo, no para intentar colocarles nuevos productos o desarrollos de tu empresa.

 

INCENTÍVALOS

La frase “sigue suscrito” no es una oferta exclusiva. La oferta necesita ser relevante para el cliente, o todo lo relevante que pueda ser en sus actuales preferencias de mailing. Otra buena forma de incentivar a los usuarios para que sigan suscritos incluye concursos, cupones o códigos promocionales que pueden ser utilizados más adelante. Cabe señalar que usar el historial previo de compras para recomendar productos específicos que los clientes pueden encontrar interesantes puede ser una estrategia muy potente.

 

ESTABLECE UN CALENDARIO Y UN PUNTO DE REFERENCIA CLARO

Similar a una campaña normal de mailing, establece un calendario claro cuando esperes una respuesta. Si los clientes no han abierto tu correo de reactivación después de dos o tres meses, envíales un correo de seguimiento antes de darlos de baja de tu lista de correo si no recibes respuesta alguna. Si estás llevando a cabo un concurso específico a través de esta campaña, realiza un seguimiento de las inscripciones. Pueden ir de la mano con otras estadísticas para saber si el esfuerzo ha valido la pena. Las campañas de reactivación tienen como objetivo revitalizar la relación con los clientes y conocer cuáles son sus preferencias actuales. Un contenido simple y atrevido, con un toque humano, demostrará que eres el tipo de empresa que quiere volver a conectar con los clientes, sin tener que recurrir a una venta agresiva.