Explicación SEO: ¿cómo afecta la velocidad del sitio al SEO?

Steven Mike Voser
A
A mediados de 2018, Google anunció que sus algoritmos más recientes tendrían en cuenta la velocidad de las páginas para su posicionamiento en dispositivos móviles. En este artículo, vemos cómo afecta al SEO la velocidad de una página web y ofrecemos algunos consejos para mejorar el tiempo de carga de tu sitio.

Hay numerosos factores que afectan al posicionamiento en las búsquedas en Google. Y a medida que el mundo digital sigue avanzando, la velocidad del sitio web es cada vez más importante para el SEO. Sigue leyendo para ver con más detalle el efecto de la velocidad sobre tu posicionamiento en Google y otros motores de búsqueda.

 

ACTUALIZACIÓN DE VELOCIDAD DE GOOGLE: JULIO DEL 2018

A mediados de 2018, Google hizo un importante anuncio: su último algoritmo tendría en cuenta la velocidad del sitio a la hora de clasificar una página en sus resultados de búsqueda móvil. La empresa llamó a este anuncio “Speed Update“. Google dejó claro que no va a recompensar a las webs que tengan los tiempos de carga más rápidos. Sino que el algoritmo está diseñado para penalizar a los sitios que ofrecen velocidades sumamente lentas. Google también aclaró que la velocidad no lo es todo, y que las webs lentas aún pueden superar a sitios más rápidos si son más relevantes para la consulta de búsqueda. Si te estás preguntando por qué se molesta Google en tener en cuenta la velocidad de una página a la hora de clasificarlo, la respuesta es muy sencilla: las webs lentas ofrecen una experiencia de usuario menos satisfactoria.

 

 

EXPERIENCIA DEL USUARIO: LA CLAVE DEL SEO

El panorama del SEO ha cambiado muchísimo en los últimos dos años y, en la actualidad, una buena clasificación en Google ya no depende de cuántas veces se escriba una palabra clave en una página web. Ahora el SEO está enfocado a la experiencia del usuario. Y no es difícil entender por qué. Hazte la siguiente pregunta: ¿cuál es el principal objetivo de Google? La respuesta es: proporcionar los mejores resultados de búsqueda a nuestras consultas. Y la mejor forma de conseguir esto es centrándose en la experiencia del usuario en lugar de en parámetros como la densidad de palabras clave o la calidad del texto alternativo (que un webmaster puede manipular con gran facilidad).

Para poder proporcionar los mejores resultados de búsqueda, Google y otros motores se han alejado de estas antiguas métricas y en su lugar hacen hincapié en aspectos como el porcentaje de rebote, los enlaces internos/externos, la calidad del contenido y, a desde este año, la velocidad del sitio.

Es muy sencillo: los usuarios esperan que tu web se cargue rápido. ¿Por qué? Porque estamos en un mercado de libre demanda altamente competitivo. Para tus clientes, las interrupciones a la hora de interactuar con tu página web son sumamente frustrantes y tienen el potencial de arruinar tu oportunidad de venderles algo. Pero ¿de dónde viene este deseo de velocidad e inmediatez? La era del consumo digital ha cambiado completamente la forma en que compramos. El desarrollo de la tecnología móvil nos ha enseñado que podemos tener casi todo en cuestión de segundos, simplemente buscando en internet. Y si tu web no puede aguantar este ritmo, tus clientes se irán a otra.

 

Ahora el SEO está enfocado a la experiencia del usuario.

 

CÓMO MEJORAR LA VELOCIDAD DE CARGA PARA UN MEJOR SEO

Si aún no has optimizado la velocidad de tu página, es hora de hacerlo. Aquí tienes unos consejos:

 

1: OPTIMIZA TU CÓDIGO

Independientemente de si utilizas JavaScript, HTML o CSS, la optimización del código es una de las mejores formas de reducir la velocidad de carga de una web. Para ello, revisa el código completo y busca caracteres extra, códigos largos, partes superfluas de código, espacios en blanco, etc. Por último, elimina todo comentario innecesario del código, ya que pueden reducir la velocidad general del sitio.

 

2: COMPRIME ARCHIVOS DE MÁS DE 150 BYTES

Los archivos de codificación grandes son también culpables de la lentitud de la web. Afortunadamente, puedes usar un software de compresión para reducir su tamaño.

 

3: ACTIVA AMP

El proyecto Accelerated Mobile Pages de Google está diseñado, como indica su nombre, para acelerar la velocidad de un sitio web móvil. AMP es una iniciativa de código abierto que está disponible para todos los sitios móviles. Para descubrir cómo aplicarla, haz clic aquí.

 

Para optimizar la velocidad de tu web para el SEO, revisa la configuración de la caché y acuérdate de almacenar tantos elementos como sea posible durante tanto tiempo como puedas (la configuración de la caché para 1 año es bastante estándar para páginas que no cambian demasiado).

 

4: REDUCE LAS REDIRECCIONES DE PÁGINAS

Las redirecciones son una herramienta estupenda de dirigir el tráfico del sitio web de forma adecuada. Sin embargo, cada vez que se redirecciona a un usuario, este pasa unos valiosos segundos esperando a que se confirme y procese el redireccionamiento. Asegúrate de comprobar tus redireccionamientos (especialmente para tu sitio móvil) y elimina todos los que sean innecesarios de forma inmediata.

 

5: DOMINA EL USO DE LA CACHÉ

La caché es una gran herramienta que permite archivar parte de la información de un sitio para que cuando un usuario vuelva a visitarlo, su navegador no tenga que cargar la página entera. Para optimizar la velocidad de tu web para el SEO, revisa la configuración de la caché y acuérdate de almacenar tantos elementos como sea posible durante tanto tiempo como puedas (la configuración de la caché para 1 año es bastante estándar para páginas que no cambian demasiado).

 

6: COMPRUEBA EL TAMAÑO DE TUS IMÁGENES

Atestar tus páginas de imágenes de alta resolución es una forma infalible de reducir la velocidad de tu página web. Recuerda: la mayoría de los sitios no necesitan imágenes de alta resolución. Esto es especialmente cierto en el caso de los dispositivos móviles. Asegúrate de comprobar los archivos JPG y PNG de tu sitio y comprímelos para maximizar la velocidad de la página.

 

7: PRUEBA UNA CDN

Las CDN, o redes de entrega de contenidos, son otra herramienta excelente para mejorar la velocidad del sitio. Las CDN funcionan compartiendo la carga de ofrecer el contenido de una página web a través de varias redes de servidores.

 

RECUERDA: GOOGLE QUIERE UN INTERNET MÁS RÁPIDO

La mejor apuesta para sacar el máximo provecho a tus esfuerzos de SEO es recordar que Google y otros motores de búsqueda solo quieren una cosa: proporcionar la mejor experiencia de usuario posible. La velocidad de una página web tiene un papel clave en nuestra experiencia online, y siempre debemos ejecutar nuestros sitios lo más rápida y eficientemente posible.