Gestos que pueden ser ofensivos

Grant Robinson
Grant Robinson
L
Los gestos son una parte intrínseca de la comunicación, pero sus significados varían de un país a otro. Dependiendo de donde estés, estos seis gestos pueden tener como respuesta una sonrisa o un ceño fruncido.
Reading Time: 3 minutes

6 GESTOS QUE PUEDEN OFENDER

Antes de la palabra hablada, el lenguaje lo formaban las onomatopeyas, expresiones faciales, el lenguaje corporal y los gestos con las manos.

Igual que cientos de lenguas vernáculas se desarrollaron de forma independiente para transformarse más tarde en las lenguas de hoy en día, también lo hicieron los gestos con las manos. Son tan diversos como la palabra hablada. Muchos no son internacionales, con lo que pueden ser ofensivos al puntualizar palabras con gestos que no lo son en nuestro país de origen, pero sí en otro lugar del mundo.

En todas las culturas del mundo se comunica una cantidad significativa de información de forma no verbal. El lenguaje corporal, las expresiones faciales y los gestos matizan la comunicación verbal. Ese matiz puede ser negativo, dependiendo del país y de la cultura. Estos 6 gestos con las manos tienen distintos significados en todo el mundo.

 

1. ¿CUÁNDO UN OK NO ES OK?

El gesto de “ok” -juntar el dedo pulgar y el índice para formar una “o”- es omnipresente e inofensivo en occidente. Pero se usa como insulto en Grecia, Brasil y en un número de países en Latinoamérica. Además, en Turquía, se usa como insulto hacia la comunidad LGBTQ. En Japón, ese mismo gesto significa dinero, mientras en Francia y Túnez, significa que una persona no merece la pena.

 

2. ¿V DE VICTORIA?

Unas veces sí y tras no. Depende de donde estés y hacia que lado esté mirando la palma de tu mano.

Hacer el signo de la “V” hacia delante con los dedos y la palma de la mano es el símbolo de “paz“, reconocido en todo el mundo desde los 60. Además lo popularizó Winston Churchill durante la IIGM para simbolizar la victoria, también es una forma común para hacer el número dos. En Japón, China y Corea, el signo de la “V” se utiliza en las fotos en vez de sonreír, y en Vietnam, significa “hola”.

Girar la palma de la mano hacia el cuerpo y hacer el signo de la “V”, no hará que consigamos amigos en Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido o Sudáfrica. Es una forma anticuada de comunicar lo que en la época moderna es mostrar el dedo corazón.

3. ¿ES EL PULGAR ALGO MALO?

Enseñar el pulgar hacia arriba es un gesto positivo, excepto en algunas partes de Grecia y Oriente Medio. Allí no significa que estamos “listos” o que todo “va bien”, es algo similar a mostrar el dedo del medio.

 

4. VEN AQUÍ

Usar tus dedos para decirle a alguien que “venga aquí” puede hacer que te arresten en Filipinas, donde esos gestos están reservados para llamar a los perros. Hacerle estos gestos a una persona puede dar a entender que la comparas con un animal.

 

5. ¡PERO TENÍA LOS DEDOS CRUZADOS!

Cruzar los dedos significa buena suerte (o lo hacemos cuando mentimos), algo común en muchos países. Pero en Vietnam puede meterte en un problema, ya que cruzar los dedos es ofensivo. Es lo mismo que insultar gravemente a alguien.

 

6. ¿DÓNDE?

En muchas culturas es de mala educación señalar. De hecho, en muchas señalar a alguien genera problemas. Es un acto que se entiende como una agresión, donde una persona dominante señala a alguien que sería un subordinado. Hay muchas culturas en todo el mundo en las que señalar algo se considera grosero, y en su lugar se prefiere un gesto direccional con la palma de la mano abierta o un movimiento de cabeza. Como destino internacional, en Disneylandia instruyen a sus empleados a dar direcciones con dos o más dedos, incluso con la mano abierta.

 

La próxima vez que viajes por trabajo o por diversión, recuerda que los gestos que haces en casa puede que no sean igual de eficaces en el extranjero. En última instancia, hacer un esfuerzo por comportarse de una manera que no sea ofensiva hará que te sumerjas en una cultura diferente. Además, de esa forma parecerás un lugareño bien informado en lugar de un turista novato.