¿Qué son los modismos y cómo se usan?

Alexandra Hicks
Alexandra Hicks
T
Todos los dialectos tienen sus propios modismos o frases hechas, que en muchas ocasiones no se pueden traducir a otros idiomas. Es una de las muchas formas en las que personalizamos la comunicación entre nosotros.
Reading Time: 5 minutes

Cada dialecto tiene sus propias frases idiomáticas únicas que en ocasiones no tienen traducción a ningún otro idioma. Es una de las muchas maneras en que personalizamos la comunicación entre nosotros. Un modismo, técnicamente categorizado como “lenguaje de fórmulas”, es una frase o expresión especial que tiene un significado figurativo diferente de su significado literal. Todas las lenguas tienen expresiones idiomáticas, y se estima que hay un total de 25.000 solo en inglés. Normalmente no tienen traducción directa, pero muchos otros idiomas tienen sus propios modismos para expresar un mensaje similar. Por ejemplo, cuando llueve muchísimo en Estados Unidos, se podría decir que está “lloviendo gatos y perros”, mientras que un hispanohablante probablemente diría que “está lloviendo a cántaros”.

 

 

¿QUÉ SON LOS MODISMOS?

Como se mencionó anteriormente, un modismo es una oración gramaticalmente extraña. Es una frase que se desvía del significado literal de cada parte individual de la oración. Cuando una afirmación tiene un significado literal, cada palabra se toma en su sentido más estándar o básico. Este no es el caso de gran parte de las frases idiomáticas. La mayoría tienen un significado figurativo, aunque a veces se pueden encontrar significados literales con palabras poco habituales, como “long time, no see” (que podríamos traducir como “¡cuánto tiempo sin vernos!”)

 

¿CUÁLES SON ALGUNOS DE LOS MODISMOS MÁS COMUNES?

Cada país o región tiene al menos una frase idiomática. A continuación se presentan algunos ejemplos comunes de expresiones idiomáticas en inglés, y algunos de otros modismos populares en todo el mundo.

 

Inglés:

  • A blessing in disguise (una bendición disfrazada): algo que parece malo, pero resulta bueno.
  • Break a leg (rómpete una pierna): una forma de desear buena suerte a un actor o intérprete.
  • Under the weather (bajo el tiempo): se refiere a sentirse ligeramente enfermo, como sufrir un resfriado común.
  • To buy a pig in the poke (comprar un cerdo en el saco): También conocido como “comprar un gato en el saco” en varios idiomas europeos, esta frase se traduce en una transacción turbia o sospechosa en la que el comprador desconoce el verdadero valor de su compra.

 

También conocido como "comprar un gato en el saco" en varios idiomas europeos, esta frase se traduce en una transacción turbia o sospechosa en la que el comprador desconoce el verdadero valor de su compra.

 

Holandés:

  • Over koetjes en kalfjes praten: literalmente, “hablar de vacas y terneros pequeños”; en sentido figurado, esta expresión significa básicamente hablar de temas triviales.
  • Nu komt de aap uit de mouw: se podría traducir como “mostrar tu verdadero yo”, refiriéndose a cuando el carácter real de una persona queda al descubierto.
  • Weten waar Abraham de mosterd haalt: en castellano, sería “saber de dónde saca Abraham la mostaza”, lo que significa que alguien está bien informado sobre un tema en particular.

 

Alemán:

  • Um den heißen Brei herumreden: equivalente a la expresión castellana “andarse con rodeos”, o ser indirecto sobre algo. Se traduciría como “hablar en torno a la avena caliente”.
  • Da kannst du Gift drauf nehmen: sería muy similar a decir que “puedes apostar tu vida en ello”. En realidad dicen: “puedes envenenarte con eso”.
  • Eine Extrawurst verlangen: esta frase se usa cuando los alemanes sienten que alguien está pidiendo un trato especial. Se traduce como “pedir más salchichas”.

 

Francés:

  • Ne rien savoir faire de ses dix doigts: Esto se traduce en “no saber hacer nada con los diez dedos”. En otras palabras, la persona es inútil y no sabe hacer nada.
  • Arriver comme un cheveu sur la soupe: esta frase se refiere a ese momento incómodo en el que se llega a alguna parte en el momento más inoportuno. Cuando se traduce literalmente, dice “llegar como un pelo en una sopa”.
  • Appeler un chat un chat: esta frase es casi una coincidencia exacta para “llamar a las cosas por su nombre”, solo que ellos hablan de gatos.

 

Italiano:

  • ¿Hai voluto la bicicletta? E adesso pedala: esta frase significa que cada uno tiene que asumir la responsabilidad de sus actos.
  • Tirare il pacco: “tirar el paquete”, lo que significa “dejar a alguien plantado” o no presentarse a una reunión o cita.
  • Fare le corna a qualcuno: esta frase italiana es muy habitual, y se traduce como “poner los cuernos”, es decir engañar a tu pareja.

 

Fare le corna a qualcuno: esta frase italiana es muy habitual, y se traduce como "poner los cuernos", es decir engañar a tu pareja.

 

Español:

  • Tomar el pelo: el equivalente en inglés de esta frase es “to pull someone’s leg” o gastar una broma a alguien diciéndole algo que no es cierto.
  • Ser pan comido: esta frase se utiliza cuando algo es muy fácil o “a piece of cake”.
  • Estar como una cabra: esta frase se usa cuando alguien está haciendo algo extraño o fuera de lo normal.

 

Rumano:

  • A-i lipsi o doagă: la traducción exacta en español sería “saltarse un pentagrama”. El modismo español más cercano es “perder los papeles”.
  • Ca măgarul în ceaţă: la traducción literal sería “como un burro en la niebla”, y se refiere a alguien que siempre desaparece justo cuando lo necesitas.
  • A tăia frunză la câini: literalmente significa “cortar hojas para los perros, que quiere decir ser vago o perder el tiempo.

 

ORÍGENES DE LAS FRASES IDIOMÁTICAS

Muchos modismos originalmente tenían significados literales y relevantes que ya no se aplican en la actualidad. Por ejemplo, la frase “spill the beans” (derramar las habas), que ahora significa revelar un secreto. Se dice que esta expresión se deriva de un antiguo método de votación en el que cada votante ponía un frijol en una taza (en lugar de una papeleta en una urna). Si las copas se derramaran antes de que se contaran los votos finales, todo el mundo podría ver quién era el ganador. Sin embargo, algunos expertos rechazan esta teoría.

El primer uso moderno registrado de la frase se refería a una carrera de caballos de 1902, en la que el que “derramó los granos” era el caballo ganador que todo el mundo esperaba que perdiese (el tapado, por usar otra expresión similar). Cinco años después, la frase fue adoptada por los jugadores de béisbol. “Spill the beans” se refería a alguien que se equivocó durante el juego, permitiendo que el otro equipo remontase y terminase ganando. El significado de este término no tenía nada que ver con la divulgación de un secreto hasta 1919.

Otros modismos, como “break a leg”, son intencionalmente figurativos. En cualquier contexto, romperse una pierna sería considerado mala suerte. En el mundo del espectáculo, se cree que desear mala suerte a alguien se supone que hace que ocurra lo contrario.

 

¿POR QUÉ USAMOS MODISMOS?

Las expresiones idiomáticas y las frases figurativas son parte integral de la forma en que nos comunicamos entre nosotros. En cierto sentido, son una forma de trivialidad gramatical, similar al uso del sarcasmo, pero es mucho más profundo que eso. Algunos expertos sugieren que nuestro lenguaje refleja la verdadera complejidad de nuestras mentes, indicando que no estamos destinados a funcionar solo sobre una base lógica y literal.

La manera en que hablamos es artística en cierto modo, y puede ayudar a unir a personas de la misma cultura cuando hay ciertas frases que solo ellos entienden. También puede ayudar a unir a individuos de diferentes culturas cuando se dan cuenta de que tienen su propia frase única para la misma expresión. De esta manera, el lenguaje se convierte en algo más que una forma de intercambiar información, ya que nos une de una manera humana y personal.